martes, 6 de diciembre de 2016

Los Caballeros Solitarios

Dadas muchas circunstancias, puede que no sientas que estás encajando en donde estas actualmente, tu mundo, aun nacido en el, aun después de haber adquirido mucha parte de el, no te sientas que eres parte de el mismo, es evidente ya que si vemos desde la perspectiva de que el nacer es básicamente como haber llegado a un nuevo lugar en un vuelo.

Todos evidentemente nos preguntamos con esto ¿de dónde llegamos? ¿quienes eramos antes? y quienes somos actualmente; pero se nos olvida la pregunta primordial entre todas estas, y es ¿donde y cual es mi hogar? no casa, no lugar, no país ni estado, sino, por definición propia el hogar.

Muy diferente de el concepto de los demás tu hogar está adecuado a ti, y cambia conforme tu cambias, más alberga allí toda nostalgia indefinida y borrosa en tu mente, solo la puedes ver a través de sensaciones; ambientes variados en tu vida cotidiana pueden acercarse a ti y acariciarte esos recuerdos, muy esperanzador o trise te puedes sentir sea tu caso, más no cambia lo que vine a conversar hoy, y es el mismo hecho de que te sientes perdido en este mundo.

Debemos saber y mantenernos conscientes de que ese hogar existe, más no tenemos que caer en engaños de las casas, muchas personas no pueden vivir sin su hogar y al no encontrarlo deciden que es mejor autoengañarse pensando que lo encontraron; vivimos en una lucha incesante por encontrarlo, aunque, esa no es la peor parte, sino que la peor parte para los que no nos hemos rendido, los que somos más fuertes y conscientes en esta lucha, es la soledad que cargamos, la desdicha de ver cada dia zombies, NPCs, divagando en este mundo, consumidos por el mismo. Yo aludo mucho a el concepto de los caballeros solitarios, muchos estamos solos en este mundo, alrededor de todos estos cuerpos sin alma ni conciencia, podemos percatarnos de quienes son caballeros como nosotros, como por estos hechos ellos también tienen su armadora desgastada, peleando cada día podemos ayudarnos, más no por estar acompañados (si este es el caso), podemos decir que estamos acompañados (valga la redundancia) ya que cada uno es diferente, tenemos que encontrar nuestro camino solos, porque nadie más que nosotros lo puede ver; más siempre queda como esperanza encontrar a una persona que lo siga con nosotros, o que sea parte de nuestro hogar.

Las grandes preguntas del porqué estamos aquí seguirán estado, las seguiremos viendo y analizando, más como cualquier persona perdida, no tenemos que perder nuestro propósito final y es volver a nuestro hogar, y por ahora, como tarea secundaria tenemos que saber donde estamos, quienes somos para saber donde esta y cual es el camino a nuestro hogar.