lunes, 23 de enero de 2017

El cansancio del despertar continuo

Tu conciencia regresa del vació, las aventuras recreadas en tu mente se desvanecen en un afán por recuperar la conciencia de manera natural, tu cuerpo pesa y tus oídos no dejan de escuchar el ambiente en perpetuo movimiento que sucumbe ante tus oídos.


Que más esperas, sigues mirando al vació, tu conciencia sigue pensando, mientras tu sigues reflexionando, ¿como estás? ¿como te sientes?, nada, simplemente nada te repites por un miserable intento de esconder el sol con el pulgar de todas las preguntas que tu mismo crees que no vale la pena buscar, por ser ''imposibles'' de encontrar, que desperdicio de curiosidad.

O eso se preguntarían los demás, tu, tu no, tu sigues preguntándotelo, mirando siempre a la nada cuando tienes un momento de silencio, de paz en la cual, miras a un lugar, quizás específico que aparenta una similitud con el mundo e el cual tu mente se sumerge, sigues con esas preguntas, danzando con ellas, buscando sus respuestas imposibles, que sabes que están en tu mente, que indeciso es este metraje de tiempo en el que sigues allí, aún con esto, la lucha sigue en el mundo sensible, así que te decides a seguir.

Nunca me había dado cuenta de lo hermosa que es la luz en el despertar de la conciencia.

Tu, mientras te veo con esos tonos azules, la lentitud aparece continuamente con ganas de hacerme apreciar más tu maravillosa esencia; esa misma es la clave que necesito para seguir mi tramo hasta volver a verte.

El ímpetu que me trata de segar, me obliga a seguir hacia la monotoniedad, pregúntamelo otra vez, y volveré a soñar, a descubrir cosas nuevas. Lástima que aún no sepa con mucha certeza si eres tu; me han puesto todos los obstáculos al intentar verte, y al intentar saber si eres tu.

Sigues, el día se siente igual a todos, sabes exactamente lo que va a pasar, como ver una cinta, una y otra vez, ¿de que trata este mal chiste?, ¿de esto se trata?, obviamente no, solo la desesperación, como estornudos en mi  mente toman lugar en mi voz.

Mientras el tiempo sigue, y el mundo retoma su natural rumbo, los gritos de la sociedad toman fuerza, poniéndole fin a la tranquilidad y la lentitud del momento. Quien sino el mismo que me metió aquí me sacará de aquí, amigo de doble filo, tiempo. 

Tu conciencia toma rumbo a introducirse en lo que molesta e incomoda a la mente, sucumbido por el trabajo y actividades que solo inundan tu mente con cosas que no te agradan, ''basura'' pues.

Llega la tan esperada noche, tu cuerpo grita por volver a la cama, tu mente al mundo onírico y tu conciencia al vacío, es hora de ignorar al tiempo y volver a despertar y ver el amanecer de nuevo, luchando otra vez, y siguiendo este largo camino hacia tu búsqueda.

Pour Ana

El albedrío y los caballeros resucitados

Todos nos preguntamos sobre a donde vamos, a donde nos dirigimos y pensamos antes que hacer antes de hacerlo naturalmente, la desobediencia nos lleva a saberlo bien, pero, en ese caso, no todos tenemos libre albedrío, hay varios quienes no lo tienen, esos mismos son los ya conocidos NPCs, los caballeros solitarios tienen libre albedrío, más las cuestiones que nos vamos dando cuenta las cuales son que todo ser con conciencia tiene libre albedrío son ciertas, pero va más allá, seres atados a cualquier tipo de control no pueden modificar el tiempo y el mundo por ellos mismos, sino el dicho titiritero quienes los controle (evidentemente) este titiritero es quien portará la conciencia, será el observador y no el observado, porque el mismo tiene sus propios hilos. Por otra parte podemos ver que los titiriteros son astutos, saben algo que no hemos visto, los seres sin conciencia y sin nadie más que su propio instinto, sus propios sentimientos e impulsos para controlarlo, pueden convertirse fácilmente en otro títere más para el titiritero.


Fácilmente el titiritero controlará a más y más títeres, causando así que estos controlen a otros y de esta manera no habrá albedrío.

Hubo hace mucho tiempo batallas que causaron que en nuestros tiempos, existan caballeros solitarios, los mismos que ahora yacen luchando contra los seres sin conciencia, únicos que están a merced de los que si la tienen. En ello están sumergidos los que portan el libre albedrío.

Sus muestras de poder son increíbles, temerarias, fuertes y poderosas, ya que quien porte el libre albedrío, no solo portará a este, sino todo el significado que conlleva tenerlo. Un propósito aprueba de balas, una meta clara, un sueño lucido, una gota de cielo que lo librarán de las ataduras de los seres malignos que quieren controlarlo, un guerrero, no, un caballero, un caballero que sobrevivió a los seres sin albedrío, un caballero solitario.

Más no solo el que sobreviva tiene el propósito portado como motor de su conciencia, sino que el mismo quien haya resucitado portará consigo el albedrío, un Caballero Resucitado.

Renacido de la semilla implantada en un ser sin conciencia, este milagro, algo en muchos casos muy difícil de lograr, más no imposible un caballero de los primeros de una nueva era, abren por primera vez desde hace eónes de tiempos sus ojos para maravillarse por la verdadera realidad, a una nueva batalla, y un nuevo comienzo por el cual prosiguen a buscar a sus semejantes, estando consigo tal ves escondido el caballero solitario causante de su semilla implantada. O tal vez solo su entorno se la entrego de cualquier manera intrínseca.

Así pues portadores de un infierno que los despertó por fin, ellos restablecen la batalla solitarios o acompañados, hechos y listos para seguir a su propósito. Los Caballeros Resucitados.