lunes, 27 de marzo de 2017

Tiempos en un solo tiempo

Aquel es llegado, es unido y nace en un tiempo, personas al rededor de el son en su mayoría iguales, sin pensamiento, dichos NPCs del tiempo en el que este nuevo ente surge, cada ves que surge algo en este ambiente, el lo contempla, visto solo por el y nada más que el, ve como una flor surge en una fuente cristalina. Fuente la cual es opaca  y oscura para los demás, fea, destructiva y corrosiva para todos, excepto para este nuevo individuo.

El niño aún pequeño y lejos de la fuente, sin tener la edad suficiente para caminar (según sus padres) va caminando rápida y cautelosa-mente a la fuente; cristalina-mente el ve su reflejo como un espejo, inclusive mejor, la lucidez del momento le recuerda que esto no es un sueño, y voltea a contemplar la flor.

El tiempo para el es una parte del hogar al cual el pertenece, un recordatorio de donde es, porque cada uno de los seres que abundan alrededor de el, son de otros tiempos, tanto tiempos de su vida, como de su ser interior, aprovechados y desaprovechados de diferentes maneras, en su propio aprendizaje de vida, pero hay algo más, un tiempo el cual pocos prosperan para ver y entender.

Formas de ver el mundo, estados de conciencia infringidos por el entorno, pero algo que perdura en la esencia de la persona es el origen y el tiempo progenitor de este ser, de este ente que ahora vemos como contempla una flor. Es deducible que en esa fuente hay algo de el, algo de su tiempo, más el surgimiento de esa flor le hace darse cuenta de algo. Su pensar le hace saber que esa flor surgió por primera vez donde el, en el mismo tiempo al igual que esa fuente.

Dicho ser no lleva mucho en este tiempo, es un anciano que a vivido mucho en sus tiempos, más ahora es un niño, niño que contempla su vejez, que contempla la esencia de lo que pertenece a su tiempo, a su hogar.

¿Cuantos son de estos tiempos?, ¿cuantos pertenecen a esta encrucijada de seres de otros tiempos?, este gran caos de ideologías y destrucción de lo que pertenece al pasado.

El niño comienza a sentir nostalgia, incertidumbre, desesperación y soledad, ¿que tan mal te sentirías al estar en otro país y que nadie te entendiera? ¿que nadie habla tu idioma? ¿Que nadie, más sea de donde tu eres?.

Una lágrima se fusiona con la fuente, el niño sabe que pasara una odisea para volver a su hogar, solo en este mundo, solo con su persona, triste de todo, deprimido, se queda mirando su reflejo.

Una chica aparece a un lado de el, la misma edad, la misma mirada que el niño da ella la tiene;  muestra que ella esta mirando desde su mundo, desde lo que ella es desde el mismo hogar que el niño.

Dicho niño se percata de la chica y al mismo tiempo se quedan viendo a los ojos. Miradas que abren las puertas cada uno del otro a su alma, a su intimo mundo, a su tiempo mismo, el hogar que ambos son y pertenecen, es el mismo, pues ellos ya se conocen.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

El tiempo es distinto para cada uno, para aquellos que comprenden que el impuesto tiempo en nuestra era, en nuestro tiempo actual en los relojes y calendarios es absoluto, se equivocan. Hay tantos tiempos para cada uno e impuestos por nosotros o aquellos que quieren matar la esencia que somos nosotros, olvidar el tiempo del que somos es como olvidar de donde somos, quien somos y como llegamos a ser nosotros, matarnos, borrar nuestro ser y volvernos un libro en blanco.

¿Cuantos libros en blanco hay?, ¿cuantos muertos en vida conocemos?,¿cuantos son como vampiros al no poder verse en el espejo?

Dime que tan vieja es tu mente, y te diré cuantos años tiene tu alma.